Los diferentes tipos de bisagras

En el mercado hay un gran número de bisagras distintas, es por ello que hay saber diferenciarlas para usarlas en cada caso en concreto.

Siempre hay que tener en cuenta que proteger la puerta con unas buenas bisagras es importante para que no se convierta en el punto flojo de la puerta.

¿Qué es una bisagra?

Es un herraje de dos piezas unidas mediante un eje. Permite que puedan girarse pero que no se puedan soltar. Normalmente se usan para juntar el marco y la puerta, o la parte del mueble con la puerta.

Bisagras de libro

Es una de las bisagras más usadas y conocidas. Son muy sencillas de atornillas y permite abrir las piezas en forma de libro. Es una de las más usadas en los elementos cotidianos, habiendo muchas variantes.

Bisagras desmontables

Este tipo de bisagras se pueden desmontar sin necesitar de quitar los tornillos a los que van sujetos. Es por estas razones que son muy cómodos, ofreciendo un gran confort. Aunque no es de los modelos más usados siempre es una buena opción.

Bisagras de piano

Estas bisagras son mucho más grandes que las anteriores, por ello son mucho más fuertes y resistentes que las de libro. Pueden soportar grandes pesos, sobre todo a puertas mucho mayores.

Bisagras de pernio

Sobre todo, se usan estas bisagras para las ventanas por su alta calidad, resistencia y durabilidad. Siempre ofrecen las mejores ventajas, es por ello que se siguen instalando en la actualidad, van encajadas y es lo único malo, ya que las debe instalar un profesional.

Bisagras invisibles

Estas bisagras casi no se ven, pensadas para que sean invisible tanto en la puerta como en las ventanas. Son una buena opción para que se vean los menores elementos posibles.

Bisagras de doble acción

Sobre todo, está pensado para puertas batientes, ya que abren tanto para dentro como para fuera. Pensado para zonas de cocina, son una buena opción para que la puerta se vaya abriendo fácilmente según pasan las personas. La instalación de estas bisagras es muy sencilla.

Bisagras de cazoleta

Sobre todo, se usan en muebles de cocina, es por ello que el ángulo de apertura es bastante elevado y el cierre es automático. Aunque hay algunas variantes, siempre se puede mirar dependiendo de las necesidades de cada persona.

Bisagras de superficie

Estas son muy fáciles de montar para los que no se quieren complicar la vida.

Bisagras para vidrio

Para las puertas de vidrio se necesitan este tipo de bisagras, ya que así no se caerá.

Otras bisagras

Hay muchos tipos de bisagras distintos, por ello siempre puede consultar a un cerrajero profesional para conocer más.